• 181
  • 0

Hay mujeres que carecen de ovocitos, a pesar de esto, pueden engendrar un hijo de su pareja y vivir la experiencia de “dar a luz” gracias a la fertilidad asistida y la adopción de óvulos. Este procedimiento se realiza desde hace varios años en el Perú, y desde el año 1984 a nivel mundial (1).

Antiguamente, una mujer que no contaba con óvulos, ya fuese por ausencia de ovarios o porque alguna enfermedad los afectó, estaba condenada a no ser madre jamás, aunque su útero fuese capaz de albergar un bebé. La fecundación in vitro (FIV) tampoco servía de ayuda, en estos casos. Actualmente, las parejas que sufren este problema cuentan con la alternativa de la ovodonación (FIV con donación de óvulos), es decir, la ciencia médica les brinda la posibilidad de ser padres adoptando los óvulos de otra mujer.

Existen consideraciones de tipo ético – religiosas, es así que para un grupo de la sociedad esta forma de ayuda médica a quienes buscan desesperadamente un hijo propio resulta poco aceptable, ya que ven en estas técnicas sólo una fría manipulación de la vida. Sin embargo, para quienes nos dedicamos a luchar contra la infertilidad, la donación de óvulos constituye un altruista acto de amor, en el cual “una mano ayuda a otra mano”.

Las causas de una maternidad frustrada

Existen varios factores que pueden frustrar la maternidad debido a una carencia de óvulos. Entre ellos deben considerarse los siguientes (2-4):

La menopausia prematura, o sea aquella que aparece antes de los 40 años, es el primero de ellos. Muchas mujeres que solicitan ovocitos donados han llegado a la menopausia precozmente debido a una serie de enfermedades. Las causas son variables: hereditaria, trastornos autoinmunes, por cirugía ovárica y en estadios avanzados de endometriosis ovárica. Otra causa importante son los tratamientos oncológicos (quimioterapia o radioterapia) (2, 3).

Otro factor es el llamado síndrome de Turner, que puede diagnosticarse desde la niñez. En esta anomalía del cromosoma X, los ovarios están atrofiados, y por ello, no generan óvulos a lo largo de toda la vida (3).

Mujeres de edad avanzada. Se trata de mujeres post-menopáusicas, que por diferentes motivos socio-culturales han retrasado su maternidad hasta sentir que han logrado sus objetivos profesionales, sociales y económicos. Diversas Instituciones incluido nuestro grupo de trabajo han establecido como límite los 50 años para tener acceso a estos tratamientos. En este subgrupo se puede incluir también a aquellas mujeres mayores de 40 años con función ovárica, pero con una disminución marcada de la reserva ovárica (llámese cantidad de óvulos) (3, 4).

Fracasos Repetidos de FIV. En este subgrupo se incluyen: síndrome de folículo vacío, óvulos anormales (factor ovocitario), mujeres con baja respuesta a la estimulación ovárica (5); repetidas fallas de fecundación con inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI); consecutivos fallos de implantación embrionaria en mujeres con útero y endometrio normales y, por último, casos de aborto habitual (7).

Factores Genéticos o Enfermedades Hereditarias Letales. Especialmente aquellas autosómicas dominantes ligadas al cromosoma X o autosómica recesiva, cuando la pareja no acepta el uso de donante de semen. Por citar algunos ejemplos, cataratas congénita, fibrosis quística, talasemia, hemofilia, etc. (3).

INDICACIONES MÁS FRECUENTES PARA DONACIÓN DE ÓVULOS
– Menopausia prematura (Falla ovárica precoz)
– Disgenesia gonadal (síndrome de Turner)
– Mujeres en edad reproductiva avanzada
– Fracasos repetidos de FIV (óvulos de mala calidad, bajas respondedoras, etc.)
– Menopausia fisiológica
– Mujer que padece o portadora de enfermedades genéticas letales

“Estoy de acuerdo en donar mis óvulos”

En algunos centros de USA y en países de Europa, las donantes reciben una retribución económica a cambio de sus óvulos (6). En otros países, por otro lado, el proceso es muy diferente, ya que no se aceptan donaciones a cambio de dinero, y todo procedimiento de fertilidad asistida está sujeto a estrictas normas de ética médica, a pesar de no existir legislación al respecto.

Así, en los centros del Perú dedicados a esta área de la medicina, los óvulos donados generalmente provienen de mujeres jóvenes y sanas sin problemas reproductivos que de forma desinteresada desean ayudar a estas parejas. La donante comúnmente recibe una retribución económica por concepto de “viáticos” por los gastos generados al movilizarse, las molestias ocasionadas y horas trabajo/estudio perdidas (8). La receptora y la donante no se conocen entre sí y, a su vez, la donante jamás sabrá si sus óvulos llegaron a procrear un nuevo ser.

La donación de óvulos debe ser siempre altruista, anónima y voluntaria al igual que otras donaciones biológicas como las donaciones de sangre, médula, otros tejidos y órganos.

Detalles del procedimiento

El procedimiento sigue los mismos pasos que la técnica de FIV, que se realiza en nuestro país desde hace 33 años aproximadamente.

PASOS DE LA FECUNDACIÓN IN VITRO – FIV
– Estimulación ovárica controlada (EOC)
– Control ecográfico del desarrollo folicular
– Recuperación de óvulos (aspiración folicular)
– Fecundación in vitro y cultivo embrionario
– Transferencia de embriones
– Cuidados posteriores

En adelante, para facilitar la explicación, a la mujer que brinda sus óvulos le llamaremos “donante”. Mientras que a la mujer en tratamiento le llamaremos “receptora”. De esta manera, las primeras 3 etapas de la FIV se realizarán en la donante y las 3 siguientes requerirán de la participación de la receptora y su pareja.

Tratamiento de la donante

Todo procedimiento de FIV se inicia con la estimulación ovárica. Esta consiste en la administración de la hormona folículo-estimulante (FSH) para inducir el desarrollo de múltiples folículos en los ovarios. Se administra durante aproximadamente 9 días. El objetivo es obtener una cantidad suficiente de óvulos que garantice buenas posibilidades de éxito en la FIV. Se acompaña de monitoreo ecográfico para controlar el desarrollo de los folículos. Los folículos son “bolsas de contenido líquido” y cada uno debe contener un óvulo en su interior. Una vez que estos llegan a medir entre 17 – 21 mm se programa la recuperación de óvulos mediante aspiración folicular. La aspiración folicular dura aproximadamente 10 minutos, se realiza por vía vaginal (no hay corte) y bajo una sedación endovenosa para evitar cualquier molestia. Aquí concluye la etapa de donación de óvulos. La recuperación posterior es inmediata y completa, regresando la donante a casa sin mayores molestias o alguna sensación tipo “menstruación” normalmente controlable con analgésicos orales.

Tratamiento de la receptora

Una vez obtenidos los óvulos, estos serán llevados al laboratorio de Reproducción Asistida y colocados en medios especiales junto a los espermatozoides de la pareja en tratamiento (a esto se le llama inseminación in vitro). Pasan a incubadoras especiales donde ocurrirá la fecundación y el desarrollo de los embriones. Luego de 5 a 6 días se procede a la transferencia embrionaria, es decir a la introducción de los embriones en el interior del útero. La transferencia dura 15 minutos aproximadamente, es indolora y, por lo tanto, no requiere sedación ni analgésicos. Previamente el útero materno fue preparado hormonalmente para recibir al embrión. Luego de 12 – 14 días se realiza una prueba de embarazo en sangre la cual constatará el éxito del tratamiento.

“Si tiene entre 18 y 30 años, puede ser donante de óvulos”

Para ser aceptada en un Programa de Donación de Óvulos se le hará un ESTUDIO COMPLETO INCLUYENDO EL DE FERTILIDAD, lo que le ofrece una información muy valiosa respecto a su propia fertilidad, su estado de salud y asesoramiento especializado sobre su potencial de ser madre en el futuro. Este estudio comprende (3, 9):

  • Evaluación ginecológica y ecografía endo-vaginal: que permite conocer la anatomía de sus órganos reproductivos, descubriendo las causas de los ciclos irregulares, descartando la presencia de quistes, miomas, pólipos y otras alteraciones del aparato reproductor.
  • Estudio cromosómico mínimo:(cariotipo): que le permite descartar que tenga una anomalía cromosómica que se pudiera transmitir a sus propios hijos. Estudio genético para fibrosis quística.
  • Despistaje de infecciones: le permite descartar que tenga enfermedades como virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), hepatitis B y C, sífilis, Chlamidia Trachomatis, citomegalovirus, herpes genital, rubéola, o toxoplasmosis.
  • Hematología completa: que incluye a su grupo sanguíneo y Rh, un hemograma y pruebas de coagulación.
  • Asesoramiento psicológico: para aclarar sus dudas y ayudarle a tomar decisiones.

Donar óvulos no reduce las probabilidades de embarazo en la donante

Una mujer nace con 2 millones de óvulos en promedio, muchísimos más de los que va a necesitar en toda su vida. Sólo va a ovular alrededor de 400 veces en su vida, un óvulo cada mes. Para producir un óvulo durante un ciclo menstrual, la naturaleza va a comenzar a madurar decenas de óvulos, para luego ir seleccionando el mejor óvulo, sólo uno llega a la fase final de ovulación. Los demás óvulos reclutados siguen el camino de la “atresia”, son reabsorbidos y eliminados por el cuerpo y no pueden volver a utilizarse (10).

Lo que se hace en la donación de óvulos es rescatar de la atresia los óvulos que iban a ser reabsorbidos y no iban a ser utilizados. Con un tratamiento muy simple se logra rescatar entre 10 y 20 óvulos que pueden, entonces, ser donados. Se requiere este número de óvulos para el tratamiento, porque no todo ellos fecundan y muy pocos por selección natural llegan a convertirse en embrión.

La donación es un procedimiento ambulatorio, rápido y seguro

Para rescatar los óvulos de la atresia, el tratamiento consiste en la estimulación controlada de los ovarios mediante inyecciones subcutáneas de gonadotropinas, durante 9-10 días aproximadamente. Se hace un seguimiento de la respuesta de los ovarios al tratamiento, con ecografías.

Si la respuesta de los ovarios es la esperada se procederá a la obtención de los óvulos a través de la vía vaginal, con la ayuda de una aguja guiada por ecografía. Este procedimiento se hace en un ambiente especial, bajo sedación y dura aproximadamente 10 minutos. Inmediatamente después será despertada y media hora más tarde podrá irse a su casa y continuar su vida normal.

El procedimiento de obtención de óvulos es muy simple e indoloro. En el caso de sentir alguna molestia posterior, no será mayor que la que siente normalmente cuando tiene la menstruación.

Finalmente, de acuerdo con la evidencia, la donación de óvulos no afecta la futura salud de la donante (11).

¿Un acto frívolo?

Para muchos, esta técnica aparece como un acto frívolo, en el que la llegada al mundo de un nuevo ser pasa por una simple transacción. Creo que la esencia misma de lo que este acto conlleva merece una apreciación más reflexiva y pienso, además, que gran parte del rechazo surge del desconocimiento sobre la complejidad de estos procedimientos y de la desconfianza en la ética de quienes los realizan.

A este respecto, me permito citar algunas palabras del doctor Fernando Zegers, pionero de la Reproducción Asistida en Latinoamérica. El plantea en su ensayo “Consideraciones médicas e implicancias ético legales de la reproducción asistida en Chile” que: “la donación de gametos es un genuino acto de bondad, de entregar algo de sí, sin esperar agradecimientos” … y agrega que “el proceso de adoptar un gameto requiere de la misma humildad y renuncia y pasa por el mismo dolor y alegría que al adoptar un niño ya nacido” (13).

Ovodonación no, mejor ovoadopción

El milagro de llevar en el vientre un hijo de su cónyuge es una posibilidad que se brinda desde hace algunos años a la mujer que contando con una matriz saludable carece de óvulos. La medicina reproductiva ha empezado a contar con los medicamentos necesarios para preparar al útero generando una buena receptividad endometrial. Estos medicamentos han permitido manejar el ciclo menstrual generando un endometrio adecuado para la anidación del embrión. De esta forma el embarazo es una posibilidad real. En este procedimiento, la tasa de éxito es aproximadamente 70% o más, superior a la FIV, ya que los ovocitos provienen de personas más jóvenes sin problemas reproductivos.

Sabemos que el paso de los años influye en los ovarios, mas no significativamente en el útero. Mientras los óvulos “envejecen”, la matriz no, pudiendo sobrellevarse un embarazo a cualquier edad. Según el protocolo de la mayoría de Instituciones, podemos realizar este tratamiento en mujeres de hasta 50 años de edad (3, 9).

Conceptualmente, la ovodonación debe entrar en el mismo contexto de una media-adopción. Es actualmente un programa indispensable en toda clínica de fertilidad el cual está destinado a solucionar un problema a parejas que no buscaron una enfermedad y requieren ayuda. Es una alternativa a la adopción, alternativa maravillosa con la cual concuerdo plenamente (14).

Gracias a la ovodonación la mujer vivirá la experiencia de ser madre y dará vida al ser que lleva en su vientre, podrá vivir su maternidad en plenitud y después, experimentará la lactancia. También su entorno social disfrutará la vivencia. A su vez, quien ha pasado los 40 años no corre tanto riesgo genético.

Sin duda, este tipo de tratamientos origina opiniones discrepantes y mucha controversia, así como hace cuatro décadas la originó la fecundación in vitro con el nacimiento de Louise Brown, primera bebé nacida de un procedimiento de FIV en el año 1978. No obstante, expreso mi gran satisfacción al colaborar en la formación de futuras familias. En nuestro país se han constituido muchas familias a través de adopción de espermatozoides, y muchas otras por medio de la adopción de óvulos. En estos casos, “una mano ayuda a la otra”.

Finalmente, muchos estudios han demostrado que la calidad del cuidado parental en las familias con un hijo concebido gracias a la ovoadopción, es superior a la mostrada por familias con un hijo concebido naturalmente, lo que sugiere que los lazos genéticos son menos importantes para el funcionamiento de la familia que el intenso deseo de ser padre o madre.

Bibliografía

  1. Lutjen PJ, Trounson A. Leeton JF et al. The establishment and maintenance of pregnancy using in vitro fertilization and embryo donation in a patient with primary ovary failure. Nature 1984; 307:174.
  2. Schenker JG, Benshushan A. The Practice of Genetic Material Donation-An Overview. In: Treatment of Infertility: The New Frontiers. Ed. Filicori M, Flamigni C. Communications Media for Education, New Jersey 1998;311-325.
  3. Donación de ovocitos. López-Gálvez J, Moreno-García JM, Vital- Reyes VS. Reproducción 2014;6:145-157
  4. Maroulis GB. Effect of aging on fertility and pregnancy. Sem Reprod Endocr 1991; 9:165-175.
  5. Remohi J, Vidal A, Pellicer A. Oocyte donation in low responders to conventional ovarian stimulation for in vitro fertilization. Fertil Steril 1993; 59:1208-1215.
  6. Priviterra I, Alamá P, Gaikwad SA y cols. Donación de ovocitos y preparación endometrial en receptoras. En: Manual práctico de Esterilidad y Reproducción Humana. Remohi JA, Bellver J, Matorras R, Ballesteros A, Pellicer A. Ed. Médica Panamericana, 4ta edición, Madrid 2012; 361-371.
  7. https://www.eggdonor.com/
  8. ETHICS COMMITTEE OF THE AMERICAN SOCIETY FOR REPRODUCTIVE MEDICINE, et al. Financial compensation of oocyte donors: an Ethics Committee opinion. Fertility and Sterility, 2016, vol. 106, no 7, p. e15-e19..
  9. PRACTICE COMMITTEE OF THE AMERICAN SOCIETY FOR REPRODUCTIVE MEDICINE, et al. 2008 Guidelines for gamete and embryo donation: a Practice Committee report. Fertility and sterility, 2008, vol. 90, no 5, p. S30-S44.
  10. McGee EA, Hsueh AJ. Initial and cyclic recruitment of ovarian follicles. Endocr Rev 2000, 21:200–214.
  11. Repetitive oocyte donation: a committee opinion. Fertility and Sterility, 2020, 113, 1150 – 3.
  12. Nature 442, 607-608 (10 August 2006)
  13. https://www.uchile.cl/portal/investigacion/centro-interdisciplinario-de-estudios-en-bioetica/publicaciones/76970/consideraciones-e-implicancias-de-la-reproduccion-asistida-en-chile
  14. https://elcomercio.pe/peru/lento-camino-adopcion-peru-155624-noticia/

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *