• 286
  • 0

Equipo científico del Centro Especializado en Reproducción Asistida (CERAS) de la clínica Angloamericana.

En el transcurso de un año, la infección por SARS-CoV-2 (COVID-19) aumentó a más de 103 millones de casos con más de 2.2 millones de muertes reportadas en todo el mundo para el 1 de febrero de 2021 (1). Actualmente, más de 1.2 millones de peruanos han sido diagnosticados con COVID-19, con más de 43 mil muertes causadas por esta enfermedad (2). Ahora estamos entrando en una nueva fase de la pandemia con oleadas continuas en muchas regiones. En el Perú, en plena segunda ola, la llegada de las vacunas contra COVID-19 ofrecen nuevas esperanzas de que la pandemia finalmente pueda ser contenida.

Sabemos que las mujeres que contraen COVID-19 durante el embarazo tienen un mayor riesgo de enfermedad grave, muerte y resultados adversos del embarazo, como parto prematuro y cesárea (1, 3 – 8). Así mismo, se están realizando varios registros de mujeres embarazadas que han contraído la COVID-19 cuyos datos aún no han sido publicados.

Más de 100 equipos de científicos de todo el mundo han estado trabajando para desarrollar y probar una vacuna contra el virus SARS-CoV-2 lo más rápido posible. Están empleando una gran variedad de estrategias y tecnologías, incluidas algunas que nunca se han utilizado en una vacuna aprobada. Hasta el momento, alrededor de 22 vacunas se encuentran en o han pasado los ensayos de fase 3, de las cuales 10 han sido aprobadas para uso temprano o completo en al menos un país (9).

Estas vacunas, emplean una variedad de tecnologías diferentes, incluida el uso de vectores de adenovirus (Oxford-AstraZeneca, Johnson & Johnson y Sputnik V, Gamaleya), ARN mensajero encapsulado en nanopartículas lipídicas (Pfizer-BioNTech y Moderna) y virus SARS-CoV-2 inactivado (CoronaVac, Sinopharma y Covaxin, Bharat Biotech) (10). No se ha producido ninguna con virus vivos atenuados (como las vacunas de para rubéola, varicela y paperas) que están contraindicadas durante el embarazo. No obstante, el perfil de seguridad para mujeres embarazadas que reciben las vacunas SARS-CoV-2 en desarrollo es totalmente desconocido.

Lamentablemente, y como es costumbre en muchos estudios científicos, el embarazo es un criterio de exclusión para ser parte de una investigación. Debido a esto, es poca la información que se tiene con respecto al uso de esta vacuna en el embarazo. Aunque las vacunas lanzadas recientemente parecen ser muy efectivas para mitigar los efectos de la infección por COVID-19 y sus formas graves; y sus fabricantes están planificando ensayos clínicos para incluir a mujeres embarazadas, aún no se han obtenido datos sobre los efectos (seguridad o eficacia) de las vacunas durante el embarazo (11 – 13).

Por otro lado, existe información en gestantes con vacunas con tecnología similar (basadas en ARN mensajero – ARNm), pero para Ébola (14). Estas han mostrado un perfil de seguridad aceptable. Las vacunas de ARNm no contienen virus vivo, es decir, no hay un riesgo de contagio al feto. Por lo tanto, recientemente la FDA aprobó el uso de esta vacuna en la población obstétrica y lactante (10).

En base a lo anterior, diversas Sociedades Científicas se han pronunciado respecto al uso de las vacunas COVID-19 en la población obstétrica y en el contexto de la reproducción asistida, y van desde un fuerte respaldo al uso de las vacunas hasta una postura más cautelosa (15 – 23). El centro especializado en Reproducción Asistida- CERAS de la clínica Angloamericana, evaluando también las directrices emitidas por sociedades mundiales y locales como la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana (ESHRE), la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), la Federación Internacional de Sociedades de Fertilidad (IFFS), el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras (ACOG), la Sociedad de Ginecólogos y Obstetras de Canadá (SOGC), la red Latinoamericana de Medicina Reproductiva (RedLARA) y la Sociedad Peruana de Obstetricia y Ginecología (SPOG), considera que:

  1. Las vacunas COVID-19 aprobadas han demostrado eficacia al reducir la tasa de infección y prevenir la enfermedad grave. Aunque no existen estudios que demuestren seguridad a largo plazo en la población y en gestantes, ninguna de las vacunas disponibles contiene al SARS-CoV-2 activo (10).
  2. Las mujeres embarazadas constituyen una categoría de alto riesgo que no han sido identificadas como un grupo de alta prioridad para los ensayos con vacunas. No obstante, debido al riesgo que presenta la enfermedad en mujeres gestantes y lactantes, es prioritario que reciban acceso a la vacuna en las actuales campañas de vacunación contra el COVID-19 (15, 17, 25).
  3. Para las personas vulnerables, que presentan un alto riesgo de infección y/o morbilidad por COVID-19, no recibir la vacuna supera el riesgo de ser vacunado, ya sea antes o durante el embarazo. Este grupo también incluye a los profesionales del área de la salud y a los que están en primera línea de atención, que tienen un mayor riesgo de exposición (23).
  4. Si bien la vacuna COVID-19 puede causar fiebre en algunos pacientes (hasta el 16% de los vacunados y principalmente después de la segunda dosis), este riesgo no debería ser una preocupación al decidir si vacunar a una mujer embarazada o a una paciente que desea quedar embarazada (17, 25, 26). Además, el síntoma más común de la infección por COVID-19 en sí es la fiebre (83-99% de los pacientes afectados). Los pacientes que experimentan fiebre después de la vacunación pueden tomar un medicamento antipirético, como acetaminofén o paracetamol (17).
  5. Se recomienda que no se impida el acceso a los tratamientos de reproducción asistida a hombres y mujeres que viven en países o regiones donde la vacuna no está disponible o que eligen no vacunarse (17, 18). Así mismo, no hay razón para retrasar los intentos de embarazo o los tratamientos de reproducción asistida si las pacientes están fuera de los grupos de riesgo cuando no se dispone de vacuna (23).
  6. Se recomienda la vacuna a pacientes que planean concebir. Esta recomendación está en línea con las del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización (ACIP) de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) de EE. UU., el ACOG, la Sociedad de Medicina Materno-Fetal (SMFM) y la ASRM (12, 13, 15, 17).
  7. Dado que la vacuna no es un virus activo, no hay razón para retrasar los intentos de embarazo debido a la administración de la vacuna o para aplazar el tratamiento hasta que se haya administrado la segunda dosis (17).
  8. Se debe utilizar un modelo de toma de decisiones compartida entre pacientes y proveedores al considerar la vacunación y debe tomar en consideración los principios éticos de autonomía, beneficencia y no maleficencia. Consideraciones sobre la transmisión local de COVID-19 y riesgo de adquisición, riesgo personal de contraer COVID-19, riesgos de COVID-19 para el paciente y riesgos potenciales para el feto, eficacia de la vacuna y efectos secundarios conocidos, y la falta de datos sobre la vacuna durante el embarazo debe tenerse en cuenta cuando las pacientes toman decisiones sobre la vacunación (17, 23).
  9. Esta información sobre las vacunas debe incluirse, como término específico en un consentimiento informado ya existente (23).

Se están desarrollando vacunas adicionales contra COVID-19 utilizando diferentes plataformas y nuevos ensayos sobre el uso de vacunas en la población gestante están en camino. Nuestro equipo de trabajo irá actualizando la información en el momento que los nuevos conocimientos vayan surgiendo.

REFERENCIAS

  1. Joseph NT, Rasmussen SA, Jamieson DJ, The Effects of COVID-19 on Pregnancy and Implications for Reproductive Medicine, Fertility and Sterility (2021), doi: https:// doi.org/10.1016/j.fertnstert.2020.12.032.
  2. COVID-19 Map – Johns Hopkins Coronavirus Resource Center 2020 [Available from: https://coronavirus.jhu.edu/map.html.
  3. https://coronavirus.jhu.edu/map.htm.
  4. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions/pregnancy-breastfeeding.html.
  5. CDC. Characteristics of Women of Reproductive Age with Laboratory-Confirmed SARS-CoV-2 Infection by Pregnancy Status — United States, January 22–June 7, 2020 | MMWR. 2020.
  6. Allotey J, Stallings E, Bonet M, Yap M, Chatterjee S, Kew T, et al. Clinical manifestations, risk factors, and maternal and perinatal outcomes of coronavirus disease 2019 in pregnancy: living systematic review and meta-analysis. 2020.
  7. MJ D, M W, A OH, SJ C, PD K, N A, et al. Characteristics and Maternal and Birth Outcomes of Hospitalized Pregnant Women with Laboratory-Confirmed COVID-19 – COVID-NET, 13 States, March 1-August 22, 2020. MMWR Morbidity and mortality weekly report. 2020;69(38).
  8. Zambrano L. Update: Characteristics of Symptomatic Women of Reproductive Age with Laboratory-Confirmed SARS-CoV-2 Infection by Pregnancy Status — United States, January 22–October 3, 2020 | MMWR. 2020.
  9. https://newsinteractives.cbc.ca/coronavirusvaccinetracker/
  10. https://www.idsociety.org/covid-19-real-time-learning-network/vaccines/vaccines/
  11. https://www.ecdc.europa.eu/en/publications-data/leaflet-information-covid-19-pregnant-women
  12. https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html
  13. https://www.ecdc.europa.eu/sites/default/files/documents/COVID-19-vaccination-and-prioritisation-strategies.pdf
  14. Legardy-Williams J. Pregnancy Outcomes among Women Receiving rVSVΔ-ZEBOV-GP Ebola Vaccine during the Sierra Leone Trial to Introduce a Vaccine against Ebola. Emerging infectious diseases. 2020;26(3).
  15. https://www.acog.org/clinical/clinical-guidance/practice-advisory/articles/2020/12/vaccinating-pregnant-and-lactating-patients-against-covid-19Society of Maternal Fetal Medicine. SARS-CoV-2 Vaccination in Pregnancy 2020 [Available from:https://s3.amazonaws.com/cdn.smfm.org/media/2591/SMFM_Vaccine_Statement_12-1-20_(final).pdf.
  16. https://www.who.int/news-room/feature-stories/detail/who-can-take-the-pfizer-biontech-covid-19–vaccine
  17. https://www.asrm.org/globalassets/asrm/asrm-content/news-and-publications/covid-19/covidtaskforceupdate11.pdf
  18. ESHRE guidance: COVID-19 vaccination and assisted reproduction. Statement from the ESHRE COVID-19 Working Group. Date of publication: 12 January 2021. Available from https://www.eshre.eu/Home/COVID19WG.
  19. https://www.gov.uk/government/publications/priority-groups-for-coronavirus-covid-19-vaccination-advice-from-the-jcvi-30-december-2020/joint-committee-on-vaccination-and-immunisation-advice-on-priority-groups-for-covid-19-vaccination-30-december-2020
  20. https://www.rcog.org.uk/en/news/covid-19-vaccination-and-pregnancy/
  21. https://s3.amazonaws.com/cdn.smfm.org/media/2641/Provider_Considerations_for_Engaging_in_COVID_Vaccination_Considerations_12-15-20_(final).pdf 15. https://www.gov.uk/government/publications/priority-groups-for-coronavirus-covid-19-vaccination-advice-from-the-jcvi-30-december-2020/joint-committee-on-vaccination-and-immunisation-advice-on-priority-groups-for-covid-19-vaccination-30-december-2020
  22. https://www.eshre.eu/Europe/Position-statements/COVID19/JointESHRE_IFFSvaccination
  23. https://redlara.com/images/arquivo/Vacuna-Covid.pdf
  24. http://www.spog.org.pe/web/index.php/noticias-spog/571-pronunciamiento-vacunacio-para-covid-19-en-gestantes-y-lactantes
  25. Kerr SM, et al. Periconceptional maternal fever, folic acid intake, and the risk for neural tube defects. Ann Epidem. 2017;27: 777-782.
  26. Sass L, et al. Fever in pregnancy and the risk of congenital malformations: a cohort study. BMC Pregnancy Childbirth, 2017;17:413.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *